29 septiembre, 2020

Consejos para mejorar en el trabajo

Si la única vez que piensa en trabajar en su desempeño es antes de la evaluación anual de desempeño, no está solo. La mayoría de nosotros hoy prefiere permanecer en silencio y dejar que alguien más señale posibles mejoras en su trabajo. ¿La razón? Bueno, es una elección más simple. Sin embargo, pensemos en esto cuidadosamente: eres talentoso, productivo, eres bueno en tu trabajo, pero ¿cómo llegarás a serlo si no te enfocas en mejorarte a ti mismo?

No importa cuán calificado o productivo sea, siempre existe la posibilidad de hacer un trabajo mejor que antes. Vigilar la mejora de su conjunto de habilidades y explorar formas de aprender algo nuevo es el paso inicial para convertirse en una mejor versión de usted mismo. No solo ayuda a aumentar su rendimiento laboral, sino que también crea oportunidades potenciales para su desarrollo profesional.

1. Establecer metas claras

Establecer hitos claros es importante tanto en la vida personal como profesional. Como seres humanos, tenemos la costumbre de disparar a las estrellas y lo mismo se refleja en los objetivos que nos fijamos. Ahora, está bien ser un poco audaz, pero cuando se trata de «objetivos», es mucho mejor pensar con claridad y ser realistas.

Establecer objetivos es a menudo un proceso abrumador. Entonces, lo que debe hacer es dividir sus grandes proyectos personales y profesionales en trozos más pequeños y establecer sus objetivos en consecuencia. Hacer esto te ayudará a mantenerte motivado y a mantener tus niveles de energía elevados durante todo el viaje. Además, establecer objetivos claros le facilitará el seguimiento de su progreso. Permitiéndole celebrar cada pequeña victoria que logre. Al establecer hitos, tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • No pierdas de vista la fecha límite
  • Guarde todas las fechas importantes en un calendario en línea.
  • Mejora tus habilidades de evaluación de proyectos
  • Trate cada hito como una experiencia de aprendizaje.

2. Planificar y priorizar

Si parece que has escuchado este punto antes, tienes razón. Organizar, planificar y priorizar son una parte crucial de nuestra rutina diaria. De hecho, hay varios artículos en Internet que proporcionan razones válidas para lo mismo. Estos son algunos hábitos sencillos en el lugar de trabajo y consejos de gestión del tiempo que lo ayudan a hacer las cosas a tiempo y mejorar su rendimiento laboral general.

Antes de comenzar el día, revise la lista de tareas o actividades que ha planificado para el día. Ahora, use una herramienta de planificación de proyectos para establecer una fecha de vencimiento y un estado de prioridad para cada uno. Después de eso, tenga en cuenta las tareas más urgentes y esenciales y termínelas lo antes posible. Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarlo en el camino:

  • Comprenda la diferencia entre «urgente» e «importante». Siempre enfócate en tareas que requieren atención inmediata
  • Intenta ordenar tus tareas por esfuerzo estimado
  • La incertidumbre es una realidad. Por lo tanto, sea flexible y adaptable, pero tenga en cuenta las prioridades.

3. Planifica bien tus reuniones

Las reuniones son poderosas, pero son ampliamente incomprendidas. La planificación y programación de reuniones es una práctica común en casi todos los lugares de trabajo. Por eso es importante planificar cuidadosamente cada reunión para que sea «más eficaz».

Tómese todo el tiempo que necesite para planificar sus reuniones, pero sea breve. Asegúrese de que todos los elementos necesarios estén en su lugar antes de que comience la reunión. Establezca una agenda clara para la reunión y comunique lo mismo a todos los participantes para que puedan estar mejor preparados. Adicionalmente,

  • Antes de enviar invitaciones para la reunión, pregúntese si realmente es necesario
  • Verifique la disponibilidad de todos y elija el mejor momento para la reunión
  • Proporcione tantos detalles como pueda para la preparación previa
  • Guarde un intervalo de tiempo para la reunión y resúmalo en el período de tiempo dado

4. Comunicate mejor

La comunicación es una calle de doble sentido. La comunicación efectiva es una práctica que lo hace seguro acerca de las cosas en el trabajo, aprende nuevas y mejores formas de lograr mejores resultados y, finalmente, mejora el rendimiento general del trabajo. Recuerde, cada opinión es importante y ciertamente puede ayudarlo a llevar su desempeño laboral a un nuevo nivel.

Considere inyectar una poderosa aplicación o herramienta de comunicación de equipo en su flujo de trabajo. Evalúe las diversas opciones disponibles en el mercado, incluida la aplicación de mensajería de equipo, los foros de discusión, las aplicaciones de chat grupal, las herramientas de videoconferencia, etc. Identifique qué herramienta o software funcionaría mejor para su equipo y luego úselo para colaborar con éxito en el lugar de trabajo . Y mientras hace esto, tenga en cuenta los siguientes puntos:

  • No solo comience a evaluar la opción disponible, primero establezca una estrategia de colaboración adecuada
  • Considere qué herramienta satisfará sus requisitos comerciales a largo plazo
  • Analice los comentarios de los clientes que han utilizado previamente su herramienta preferida

5. Conquista las tareas difíciles primero

Este punto está directamente relacionado con nuestro punto anterior «planificar y priorizar». Obviamente, no puede hacer todas las tareas o actividades al mismo tiempo. Por eso es importante que descubra qué tareas deben completarse primero y qué tareas pueden posponerse o delegarse durante la etapa de planificación del proyecto.

Intente clasificar cada tarea en su lista de tareas pendientes de acuerdo con su importancia y urgencia específicas. Mantenga las «tareas más importantes» en la parte superior y comience a marcar los elementos de su lista de arriba hacia abajo. La idea detrás de este consejo es muy fácil: si una tarea le parece algo tortuosa, relájese librándose de ella lo antes posible.

6. No pierdas el foco (elimina las interrupciones)

Las interrupciones o distracciones en el lugar de trabajo vienen en todas las formas y tamaños. No importa cuántas veces haya sido interrumpido o quién lo interrumpa más durante el día. Lo que importa es cómo evitar interrupciones en el lugar de trabajo y mejorar su desempeño laboral. Recuerde, las interrupciones en el lugar de trabajo son peligrosas. Le hacen perder el enfoque, perder el tiempo y, al final, interrumpir la gestión de su trabajo y provocar un retraso en los proyectos.

Si desea evitar interrupciones o distracciones en el trabajo, debe mantenerse alejado de su teléfono o correo electrónico. Apague la notificación y esté atento a completar con éxito las tareas en cuestión. Además, aprenda a decir «no» cuando sea necesario. Puedes y debes decir que no a nada ni a nadie que pueda interrumpir tu día. Además de esto, aquí hay algunos hábitos fáciles que lo ayudarán a mantenerse concentrado en el trabajo:

  • Apague las distracciones durante las horas de trabajo (teléfonos inteligentes, sitios de redes sociales, chats de oficina y más)
  • Tómese breves descansos entre el trabajo: escuche su canción favorita o salga a caminar