Haz tu evento inolvidable con una máquina de confeti

Más allá del trabajo, la rutina y los pequeños eventos cotidianos, hay veces que necesitamos desconectar y disfrutar de nuestro tiempo libre a lo grande. Las fiestas y los eventos lúdicos como los festivales de música o los conciertos son celebraciones donde, básicamente, vamos a pasarlo bien y esperamos que todos y cada uno de los aspectos que forman parte de la jornada (o jornadas) estén orientados a disfrutar al máximo del momento y a hacerlo inolvidable.

Cuando nos encontramos en uno de los eventos que hemos descrito (y muchos otros) y nos cae una lluvia de confeti encima, eso supone el colofón de cualquier fiesta; ese momento en que sentimos una felicidad que nos recuerda a la infancia y que es tremendamente disfrutable, en la que nos dejamos llevar por la situación y nos limitamos a sonreír y a contemplar el espectáculo. Y es que ver cómo cae una gran cortina de colores supone todo un entretenimiento en si mismo.

Por esa razón, tanto si estás preparando una fiesta privada en un espacio lo suficientemente grande como para disparar un cañón de confeti como si la celebración es de dimensiones más pequeñas pero no quieres privarte de ese elemento que aporte vida al evento, lo mejor que puedes hacer es comprar una máquina de confeti. ¡Tus invitados estarán encantados con la sorpresa! Y si tu empresa está celebrando alguna clase de evento lúdico y también quiere añadir el toque distintivo, añadir confeti a la ecuación puede ser la idea más original y divertida.

Lo mejor es que existen muchos tipos de máquinas, y también muchos tipos de confeti a elegir para que, una vez tengas decidido que quieres emplearlo en tu evento, dispongas de toda una gama de posibilidades que te permitan personalizarlo al máximo. De modo que puedes optar por el confeti más tradicional, el de tipo rectangular de varios colores: sencillo pero efectivo. Aunque también puedes preferir algo con más “forma”: fragmentos de papel transformados en triángulos, redondas, estrellas, corazones… Éste último puede resultar perfecto para un evento tan sumamente especial como es una boda; la salida de los novios adornada con una lluvia de confeti será la guinda, tanto para la feliz pareja como para los invitados.

En la variedad está el gusto, de manera que también puedes optar por colores algo más vivos… Los metalizados suponen un éxito inmediato, ya que destacan muchísimo cuando son lanzados a través de máquinas de confeti. Los de tipo láser y flúor son otra modalidad muy llamativa, y el papel nieve te dará la sensación que te encuentras en una fiesta invernal… ¡aunque sea pleno verano! También puedes olvidarte de todos estos tipos y apostar directamente por un confeti personalizado en color y forma que aporte la distinción necesaria. ¡Listo para conquistar a todos y a todas! Además, la variedad de máquinas de confeti es muy amplia y existen para todo tipo de circunstancias y de bolsillos.

Todo con la seguridad de que, cuando actives la máquina, resultará totalmente seguro, ya que el material del que está hecho el confeti es ignífugo. Disfruta de su caída lenta encima de todos los asistentes al evento y ten por seguro que habrás creado un momento especial gracias a este efecto.