Roll ups: impacta en las ponencias

Roll Ups

Cuando tu empresa o tu marca se dispone a hacer su aparición en una feria o en un evento similar, donde la mayor parte de las actividades incluyen charlas, ponencias y, sobre todo, un continuo tránsito de gente que observará y escuchará lo que tengas que decir, causar una buena impresión resulta esencial. Este tipo de acontecimientos son muy útiles a nivel corporativo; tanto si tu negocio está dando los primeros pasos como si ya tiene experiencia, los eventos sirven para colocar tu empresa en el mapa o para ampliar tu red de contactos y de leads.

 

Un clásico en todo tipo de eventos

 

Es por esta razón que causar un impacto positivo y proporcionar la información necesaria para que los demás te conozcan (y recuerden) es una prioridad. Y de todos los medios que tenemos a nuestro alcance para lograrlo, sin duda uno de los más populares y efectivos son los roll ups. A pesar de que puede que su nombre te resulte desconocido, los roll ups son un clásico en las conferencias o en los eventos en los que se dispone de stands. Son expositores enrollables que tienen como ventaja extra el hecho de ser muy portables, pudiendo ser colocados o trasladados allá donde más nos interese.

 

A pesar de que existe una gran cantidad de modelos de roll ups diferentes, con pequeñas variaciones para poder personalizar al máximo el expositor, lo cierto es que la mayoría de ellos comparten unas características comunes: disponen de una base de aluminio que no sólo permite que se pueda colocar de pie de una forma estable, sino que también supone el esqueleto de la impresión, que va sujeta mediante un tubo modular para que la imagen quede tersa y completamente legible.

 

Personalizando el roll up

 

En cuanto a los materiales que se emplean para la impresión, por regla general se opta por aquellos que son de tipo más flexible y que toleren la fricción, como son el papel, la lona o el polipropileno, preferiblemente en alta definición. Los roll ups permiten, pues, mostrar una buena cantidad de información gracias a su extensión, son llamativos y permiten incorporar imágenes, logotipos, eslóganes, etc. que definan nuestra empresa, las charlas o ponencias que darán en el evento, etc.

 

Como siempre, la personalización es la clave; no sólo podemos escoger el tipo de material que prefiramos, sino que también podemos decidir sobre otras variables como por ejemplo las medidas (dependiendo del lugar donde queramos colocarlo) o si queremos que la impresión de la gráfica que irá enrollada en el tubo o cassette metálico sea de una o de dos caras. Por ejemplo, si asistimos a un evento en el que tenemos que proporcionar información muy diferenciada en diferentes días, podemos apostar por la doble cara y mostrar la que nos interese de una forma muy cómoda.

 

Un forma de destacar

 

Sin duda alguna, esta una de las maneras más recomendables de hacernos notar en un evento de estas características, ya que es muy probable que el público se fije en nuestro expositor y tome nota de la información que aparece en él. Además, los roll ups son prácticos gracias a su facilidad para ser transportados (muchos de ellos incluyen bolsas de nylon especialmente diseñadas para su transporte y almacenamiento), además de ser seguros a la vez que ligeros. De esta manera te asegurarás que tu marca no pase desapercibida mediante un método cómodo y fiable.