¿Cómo funcionan las agujas de vinilo?

Agujas de Vinilo

Los giradiscos o tocadiscos, esos aparatos que parecían algo del pasado destinado al olvido, han regresado para quedarse. Podemos atribuir esta vuelta inesperada a muchas razones: la primera de ellas sería la inevitable influencia de las modas. Las últimas tendencias marcan que lo antiguo está de moda, y que lo que antes era considerado retro (con el halo de obsolescencia flotando en el término) ahora se ha redenominado vintage… y significa estar a la última.

 

La otra cara de la moneda es el mero y simple disfrute de los melómanos. Los amantes de la música gozamos de ella a través de muchos medios distintos, ya sea a través de equipos de música, en directo… o a través del mencionado tocadiscos. Y es que el sonido que emiten los vinilos a través de estos artilugios no es como el de cualquier otro dispositivo: las melodías crepitan y saben a antaño, y ese sabor es muy apreciado por gente de todas las edades, incluso por aquellos que han descubierto el giradiscos tras su muerte y resurrección.

Las agujas y las cápsulas para tocadiscos

 

Uno de los aspectos que tenemos que cuidar con sumo cuidado aquellos que somos propietarios de un tocadiscos son las agujas de vinilo. De buenas a primeras, y si no se dispone de conocimientos sobre la materia, puede ser lógico pensar que éste no es un elemento tan importante. Sin embargo, si tenemos en cuenta que la aguja es, precisamente, el punto de contacto entre el vinilo y el sistema, es necesario considerar que lo más adecuado es invertir dinero en este elemento para que el sonido no quede distorsionado, que los vinilos no sufran daños y que podamos disfrutar de la música tal y como fue concebida.

 

Las agujas de vinilo se encuentran dentro de lo que llamamos cápsulas para tocadiscos. Estos dispositivos electromecánicos resultan imprescindibles en el proceso, ya que son los encargados de traducir al sistema el proceso. Las cápsulas contienen transconductores, cuya función es convertir la energía resultante a través de la traducción de las variaciones que existen en las paredes de la ranura de los discos. Esto se convierte en señales eléctricas, que son las que nos permiten escuchar la música.

 

Durante el proceso, la aguja de la cápsula se mueve horizontal y verticalmente según la ranura de vinilo que dispongamos; para generar la señal de audio se emplen una bobina de alambre y un imán contenidos en el interior del dispositivo.

Tipos de cápsulas de tocadiscos

 

Dentro de las cápsulas para tocadiscos existen dos tipos: por un lado están los de imán móvil (también denominadas MM) y las de bobina móvil (MC).Las cápsulas de imán móvil funcionan a través de un pequeño imán apoyado en el extremo de la varilla de la aguja, quedando en suspenso entre dos bobinas y siendo la vibración del imán la que hace posible la corriente entre ellas. Este tipo de cápsulas tienen la ventaja de que la aguja se puede cambiar por una nueva llegado el caso.

 

En el caso de las cápsulas de bobina móvil, éstas invierten el procedimiento uniendo las bobinas a la aguja. El imán queda situado cerca de dichas bobinas, hechas de un material sumamente fino. En estos casos, se suele necesitar un preamplificador para aumentar la señal existente. A pesar de que la aguja no puede ser reemplazada por el usuario, lo cierto es que algunas personas entendidas en la materia defienden que estos tipos de cápsula proporcionan un sonido más preciso gracias a constar de un peso bastante más ligero (y por lo tanto, de un movimiento más ágil). Estas cápsulas son más novedosas a nivel tecnológico y, por ende, algo más caras.

Diferentes tipos de aguja de vinilo

 

Las agujas también pueden ser de diferentes tipos: aunque la mayoría comparten el material del cual están hechas (diamante industrial) sí que pueden diferir en cuanto a forma. Las agujas elípticas toman la información del vinilo desde el mismo surco del disco; por norma general, suelen ser las más elegidas por los melómanos. En cambio, las de tipo esférico suelen ser preferencia de los DJs, ya que se sitúan más alto en la ranura, desgastando menos el vinilo.

 

Las agujas no deben ser pesadas para no ejercer una presión excesiva sobre los surcos de los discos. En cuanto al presupuesto, existen muchísimos precios distintos para las cápsulas de tocadiscos; algunos de ellos son verdaderamente astronómicos, aunque dentro de lo que es un precio razonable en base a la calidad, existen muchas opciones que merece la pena considerar para poder disfrutar de la música de la mejor manera posible.